Travesura erótica

Durante todo un día entero, responde a todo lo que te diga tu pareja con una referencia explícitamente sexual, sin que importe de lo que esté hablando, Por ejemplo, si te dice, “cariño se nos ha acabado el zumo”, tú le dices, Que pasa? Que quieres empapar todo mi cuerpo en zumo y después limpiarlo pasándome la lengua por todo el? Y cosas así.

Aunque pueda parecer una tontería, este tipo de cosas lo que hace es calentar el ambiente, y cuando estéis a solas en casa llegaréis tan revolucionados que lo más fácil es que tengáis una noche de pasión inolvidable.

Compras divertidas en pareja

Normalmente, la mayoría de las parejas aprovechan el sábado para hacer las compras necesarias para el hogar, comprar ropa o enseres para la casa, en fin, hacer recados que muchas veces resultan monótonos y aburridos.

Aquí os dejamos unas ideas para hacer que estas tareas se hagan más entretenidas y divertidas.

En primer lugar, y para darle más emoción a la salida, podéis hacer una apuesta tipo, lleváis cámara de fotos, o los móviles, qué en la actualidad, la mayoría llevan cámara de fotos. Y apostáis que el que haga más fotos divertidas, tendrá derecho a un favor sexual esa misma noche, o un masaje erótico, etc.

A lo largo de la salida, id tomando fotos el uno del otro, intentando coger al compañero/a desprevenido en alguna pose rara y divertida, en la cola del supermercado, echando gasolina al coche, en fin, cualquier momento para recordar. Estas fotos os servirán para verlas después en pareja y divertiros recordando esos momentos.

Sobre todo, tenéis que concentraros el uno en el otro y concentraros en que el tiempo que paséis juntos disfrutéis del mismo, que es lo principal.

Decíos cumplidos entre vosotros según vayáis haciendo las cosas, como por ejemplo, decidle a vuestra pareja como le brillan los ojos mientras mira la fruta o lo guapa que está bajo los focos del supermercado. Según le vayáis diciendo piropos, inmortalizar esos momentos con las fotos.

Cuando lleguéis a casa y veáis las fotos, podréis decidir quien ha hecho más el payaso y quien se merece el premio sexual.

Al final se trata de que gane quien gane, ganáis los dos.

Mensajes y flores

Durante el día, envíale mensajes de móvil a tu pareja, empezando suaves y subiendo de tono. Por ejemplo, “Llevo pensando en ti desde que me levante esta mañana”, más tarde envía uno más picante “Cuando estemos en casa voy a hacer realidad todos tus sueños sexuales”, te voy a comer enterita a besos, lamerte todo el cuerpo lleno de aceite que te limpiare con la lengua.

Con todo esto, harás que tu pareja este impaciente por que lleguéis a casa.

Cuando vayas hacia casa, párate en una floristería y compra una docena de rosas para llevárselas a tu pareja. Cuando llegues a casa, saca una flor del ramo y dile a tu pareja que se tumbe en la cama. Cuando esté tumbada tápale los ojos con un pañuelo de seda y acaricia su  cuerpo con los pétalos de rosa. Una vez hecho esto, ves arrancando los pétalos y colocándolos con suavidad sobre su piel, ombligo, pezones, etc. Donde os apetezca.

Después, ya puedes realizar sus fantasías sexuales.

Me gusta / No me gusta

El fin de semana que estáis tranquilos, podéis aprovechar para hablar con vuestra pareja de aquello que os gusta o que no os gusta a los dos de vuestras relaciones sexuales.

Todos tenemos nuestros deseos y aversiones en lo que se refiere al sexo, y nuestra pareja debería conocer muy bien las nuestras. Si no es así, creo que ha llegado la hora de conocer los de ambos.

El fin de semana, sentaros un ratito tranquilos con unas bebidas para hablar relajadamente. Coged cada uno un papel y un bolígrafo y anotad las cosas que os gustaría probar esa noche.

Puede que encontréis en su lista algunas cosas con las que no os sintáis cómodos del todo, pero a lo mejor si sois un poquito creativos lleguéis a algún acuerdo beneficioso para ambos.

Independientemente de lo que hagáis, sobre todo, no os molestéis por nada de lo que vuestra pareja pueda escribir en su lista, y no perdáis esa actitud juguetona en ningún momento del juego, pues en caso de reaccionar con horror o rechazo, lo más fácil es que vuestra pareja se cierre en banda y no quiera volver a hablar de sexo, y eso es lo último que se pretende. Si vuestra pareja se horroriza, calmadla. Asegurad que todo es negociable, e insinuad que si alguna cosa de la lista la molesta, siempre se puede eliminar de la lista, o intentar modificarla de algún modo si os dice que es lo que en molesta de esa propuesta en particular.

La pregunta de la semana 13 era.

En el ámbito sexual, ¿Que significa la expresión surcar el mar rojo?

La respuesta es :  Esta expresión se utiliza cuando el hombre mantiene sexo con una mujer durante la menstruación.

EXPLICACIÓN:   Para algunas personas el sexo durante la menstruación es un tabú. Sin embargo se pueden mantener relaciones sexuales (siempre que ambos disfruten con ello). No existen obstáculos médicos, excepto el riego de transmisión de ETS’s (Enfermedades de transmisión sexual). Durante la menstruación, el riesgo de transmisión del sida (de mujer a hombre) es mayor si el hombre no utiliza condón.

 

El ganador del sorteo es  JOSEBA

 

 

Afición y pareja

Tu pareja se pasa gran parte del domingo frente al televisor viendo los deportes en lugar de disfrutar el tiempo libre contigo.? No te enfades, llévalo a tu terreno.

Si tenéis críos, envíalos a otro lugar y organiza con él una velada de deportes y lujuria. Sacad unas bebidas y hazle preguntas a tu pareja sobre las jugadas que se hacen. Finge interés incluso cuando no te importe lo más mínimo. Convierte el deporte en algo que podáis compartir. Una vez llega el descanso, cambia las reglas y da comienzo a vuestro propio juego.

Ahora imagina que ya no estáis en el salón, estáis viendo el partido en un club de strippers. Ponte algo de lencería sexy y actúa como si fueras una camarera de strippers. Coquetea con el mientras le tomas el pedido y llévale cerveza y algo de picoteo en una bandeja. Permítele que te de propina pero no dejes que te toque hasta el final del partido. Para mantener el interés, cámbiate de ropa interior algunas veces hasta que acabe el partido. Al final, gane o pierda su equipo, seguro que tendréis celebración.

Con esta forma de actuar, no sólo lograras transformar algo que normalmente te pone de los nervios en una cita perversa, sino que también compartirás con tu compañero algo que es importante para él.

       

La pregunta de la semana 12 era

Es verdad o mentira, que un tampón puede usarse como método anticonceptivo.

La respuesta es : Mentira

Explicación: Un tampón sólo puede posibilitar que el pene no penetre demasiado en la vagina, pero no cierra el cuello del útero, así que los espermatozoides pueden llegar al mismo y tener lugar la fecundación. Incluso se dice que el funcionamiento como esponja del tampón aumenta el riesgo de fecundación.

Mejora el sexo con el deporte

El ejercicio físico, además de ayudarnos a mantenernos en forma, nos aporta otros muchos beneficios. Estimula la circulación de la sangre, hace liberar las endorfinas que nos produce, y, por lo tanto, mejoramos la circulación sanguínea en los genitales a medida que se aumenta el esfuerzo, lo que provoca que aumente la libido y que nuestro nivel de hormonas sexuales sea más elevado.

Si llevas a cabo alguno de los siguientes deportes 3 veces a la semana durante 45 minutos cada vez: Correr, Esquiar, Montar en bicicleta, Nadar, Caminar a paso ligero, Yoga, Saltar a la comba, o la mejor de todas, Tener relaciones sexuales. Conseguirás tener mejor aspecto, mejor salud, mejor cuerpo y mejores relaciones sexuales.

Un día de picnic

Para este fin de semana preparad un día de picnic. Coged unas mantas, unos cojines cómodos,  algo de comer y una buena botella de vino e id a alguna montaña o parque tranquilo.

Una vez en el lugar escogido, lo primero que podéis hacer es dar un buen paseo para hacer algo de ejercicio relajante al tiempo que os contáis como os ha ido la semana. Es importante que le contéis vuestras experiencias de los días pasados para que vea que le hacéis partícipe de vuestra vida, pero tambien es muy importante que escuchéis a vuestra pareja para que vea que os interesáis por sus cosas. Una buena manera de demostrar a vuestra pareja que la necesitáis, es contarla los posibles problemas que podáis tener y pedirla su opinión para la solución de dichos problemas.

Una vez acabado el paseo, llego la hora del picnic. Extended las mantas y colocad todo lo que hayáis llevado. Daos de comer el uno al otro, saboreando la comida y disfrutando relajadamente del vino. Una vez acabada la comida, llego la hora de desplegar por encima vuestro la otra manta y que comience la perversión.